3 trucos de limpieza infalibles para tu hogar

El cambio de estación es un buen momento para plantearse una limpieza general en casa. Aprovechando la llegada del buen tiempo y que también tendrás que guardar las prendas de abrigos y sacar aquellas más frescas, podrás emplear este instante para dar un lavado de cara a tu hogar. Toma nota, hoy te traemos 3 trucos de limpieza infalibles para tu hogar:

Limpiar el polvo de dispositivos electrónicos 

En nuestro día a día usamos un sinfín de aparatos electrónicos que nos hacen la rutina mucho más fácil. Sin embargo, estos dispositivos están expuestos continuamente a las partículas de polvo que se acumulan poco a poco. Por ello, es importante que conozcas cómo limpiar cada uno de ellos, ya que son utensilios muy delicados y para los que un producto no recomendado podría estropearlos. 

Para la pantalla del ordenador y la tablet, utiliza productos específicos para limpiar pantallas. Sin embargo, en el día a día te bastará con realizar un mantenimiento con un paño de microfibra húmedo secándolas luego con cuidado. 

El router solemos colocarlo en un rincón de la casa de manera escondida y esto hace que acumule mucho polvo. Es muy importante que cuando vayas a limpiarlo uses un paño seco, sin ningún tipo de producto, ya que sino se podrá dañar el aparato. Incide y repasa las zonas de conectores y cables que suelen acumular grandes cantidades de partículas en estos recovecos. 

¿Y qué pasa con los mandos a distancia? Estos dispositivos acumulan infinitas bacterias a lo largo del tiempo, por lo que te recomendamos limpiarlos profundamente al menos una vez al año. Recuerda extraer las pilas antes y con ayuda de un destornillador, separa las partes de la carcasa. Con un paño limpia bien cada una de ellas y con ayuda de un bastoncillo humedecido en alcohol, elimina bien cada resto de suciedad entre los botones. 

Saca brillo a los azulejos del baño 

El baño es otro de esos rincones de la casa que acumula mucha suciedad debido a su uso y desgaste diario. Y no solo hablamos de polvo, la cal, restos de jabón, hongos y moho pueden invadir también tu cuarto de baño. 

Una combinación increíble para cuidar tus azulejos es mezclar dos partes iguales de bicarbonato + vinagre en un recipiente abierto. Unta la mezcla por toda la superficie y déjala actuar durante unos 15 minutos. A continuación, ayúdate de un paño húmedo para retirar la combinación y luego emplea otro paño seco para dejarlo impecable. 

No obstante, siempre puedes aliarte con una vaporeta para el cuidado de tus azulejos. Gracias al vapor de agua, la suciedad se irá reblandeciendo y así será mucho más sencillo eliminarla. Pero ¡cuidado! no te excedas en las juntas de silicona, ya que mucha exposición al calor provocará que se despeguen. 

Pero ¿qué pasa si no tienes vaporeta? No es necesario que compres una, siempre podrás aprovechar después de una ducha de agua caliente, cuando aún hay vapor de agua en el baño. Ayúdate de un paño con vinagre para eliminar la cal y luego vuelve a pasar un trapo limpio para dejarlo impecable.

Sábanas siempre a punto 

Las sábanas tienden a desgastarse con el paso del tiempo. Aunque es más que recomendable cambiarlas cada cierto tiempo, un buen cuidado y mantenimiento hará que luzcan como nuevas durante una temporada. Toma nota:

A la hora de lavarlas, olvídate del agua caliente. Procura siempre que la temperatura no exceda los 30ºC y cuando vayas a secarlas, si es al sol, mejor. Evita usar lejía o amoniaco, ya que estos productos pueden dañar las fibras de la tela e incluso crear manchas amarillentas.

Sin embargo, si las manchas amarillas ya han aparecido, tenemos una solución infalible. Tendrás que hacer una mezcla de dos cucharadas de percarbonato y 250 ml de zumo de limón sobre un recipiente con agua caliente. A continuación, deja la ropa en remojo sobre la mezcla durante media hora y ve removiendo aleatoriamente. Seguidamente, mete la ropa en la lavadora y selecciona el programa habitual, añadiendo otras dos cucharadas de percarbonato de sodio a tu detergente. Una vez lavado, deja secar y observa la diferencia ¡Estarán como nuevas!