Dale la bienvenida a la primavera en tu hogar

Parece que la primavera ya va asomando de manera sigilosa, suben las temperaturas, los días cada vez son más largos, apetece pasar más tiempo al aire libre y por tanto, el buen humor parece que también va floreciendo. 

La primavera deja atrás el invierno frío y oscuro, las precipitaciones y las bebidas calientes para ser la antesala de un ansiado verano que no tardará en llegar.

En muchas ocasiones os hemos hablado de cómo adaptar tu casa, con pequeños detalles, a cada una de las estaciones para que tu hogar concuerde con lo que pasa más allá de sus  ventanas, y que esto te hará afrontar cada etapa con más motivación para así aprovechar las virtudes de cada estación. Si en invierno hablábamos de tonos neutros, bebidas calientes y métodos para resguardarnos del frío, aquí le damos un giro de 180º para llenar cada rincón de tu casa de alegría y magia primaveral. 

Por ello, a continuación os dejamos nuestros consejos para convertir tu casa con esa aura primaveral que estás buscando, toma nota:

Flores por un tubo 

Seguro que si piensas en primavera, lo primero que se viene a tu mente son flores y plantas. Y es normal, la primavera es la época en la que la vegetación comienza a florecer buscando los rayos del sol y empiezan a mostrar sus vivos colores tras las precipitaciones del invierno. 

Es por ello que no deberá faltar un toque floral en tu hogar, ya sean flores disecadas, artificiales o frescas. Asimismo, incorpora plantas en los rincones con más luz, esto dará una nueva energía a tu casa que te envolverá.

Colores vivos

Durante el invierno, los tonos oscuros y neutros son los reyes del hogar. Blancos, grises, nudes o negros para crear un ambiente armonioso y acogedor que nos incite a estar en casa y que acompañe con el exterior. 

Sin embargo, en primavera debemos cambiar el chip por completo y apostar por tonos vivos que aporten una nueva luz y colorido a tu casa. Decídete por tonos que recuerden al frescor de los cítricos como el amarillo, naranja o verde menta. O, si eres un apasionado del mar, por aquellos que te evoquen a su azul. 

La terraza y el balcón a punto 

Si tienes terraza, patio o balcón, ha llegado el momento de sacarle partido. Tras una limpieza profunda, es el momento de ponerlo todo a punto. Revisa que las mesas y las sillas estén en buen estado y luego supervisa el césped y el toldo, que seguramente necesitará una visita a la tintorería. Echa también un vistazo a la vajilla para el patio, apuesta por el cristal para que reflejen la luz primaveral. 

Luz, cuanta más mejor

La luz natural cambiará tu humor y además, es una fuente de Vitamina D, por lo que es perfecta para tu salud. Si tienes cortinas opacas, apuesta por visillos o efectos translúcidos que dejen pasar la luz natural. Esto calentará tu casa y hará que la temperatura interior sea mucho más agradable. Además, aprovechar la luz natural hará que no requieras de tanta luz artificial y por tanto, estarás ahorrando en tu factura mensual. Por último, prueba a colocar espejos en puntos estratégicos que reboten la luminosidad y llena toda tu casa de iluminación natural. 

Refresca el ambiente

Si el invierno era la época de las velas y de los inciensos ambientadores, prueba a cambiarlos por brumas refrescantes. Asimismo, cambia las bebidas calientes por zumos o batidos de frutas que sean más hidratantes. 

También tendrás que revisar que el aire acondicionado funciona adecuadamente, limpialo bien antes y comprueba que todo está en regla para los días más calurosos. 

 

Por último, no te olvides de hacer el cambio de armario. Guarda las prendas de abrigo y jerséis que no vayas a necesitar esta temporada, así como los edredones y mantas, y dona todo aquello que ya no necesites.