Organiza una cena de San Valentín en casa

Este 2021 será el primer San Valentín que celebremos en esta nueva normalidad debido a la pandemia del Covid-19. El pasado 14 de febrero lo festejamos sin saber que probablemente al año siguiente sería diferente. Como todas las fechas señaladas, hay muchos que deciden no celebrar el día de los enamorados, pero también hay otros muchos románticos que optan por hacer en esta fecha tan especial algo fuera de lo rutinario con su pareja. Este año, realizar una cena romántica en vuestro restaurante preferido será más complicado debido a las restricciones que van cambiando cada día, por ello, te proponemos algo: organiza una cena de San Valentín en casa para que este 14 de febrero siga siendo tan singular y único como todos.  

Prepara el ambiente

Antes de ponerte manos a la obra con el menú, te sugerimos que prepares el ambiente para que no se te escape ningún detalle. No hace falta que hagas nada exagerado, con algunas velas e incienso para hacer la estampa más íntima, flores o globos será más que necesario. Si quieres añadir un toque extra, que no falte la música, algo de jazz dará una magia especial.  

A continuación, prepara la mesa con un mantel elegante y saca la cubertería especial. Si lo deseas, puedes dejar algún detalle en la mesa, como un marco de fotos o algún detalle hecho a mano. Para ello te recomendamos echar un vistazo a Pinterest, donde encontrarás miles de ideas que te inspirarán y sacarán tu lado más creativo. 

Manos a la obra con el menú

No hace falta que te pases un día entero quemando los fogones para hacer una cena digna de restaurante estrella Michelín. Al fin y al cabo, lo que perdurará será el detalle, pero toma nota de estos consejos para que no se te escape nada.

Organiza el menú con unos entrantes fríos para ir abriendo boca, quizás algo de uvas con queso (ya sabes, dicen que saben a beso), unos canapés o alguna ensalada gourmet. Pasa al plato principal, piensa en aquello que le encanta a tu pareja y cocínalo con mucho amor, ¿pasta, carne, pescado? ¡Hay tantos gustos como sabores! Por supuesto, no os olvidéis de acompañar la cena con un buen vino, que la ocasión lo merece. Y por último, que no falte el postre. Puedes optar desde las clásicas fresas con chocolate hasta delicioso y cremoso tiramisú, tal vez. 

Otras alternativas

No obstante, sabemos que el ritmo de vida frenético que llevamos hará que en algunos casos sea imposible meterse en la cocina durante horas para realizar una cena así, o que directamente la cocina no sea lo tuyo ¡No te preocupes! Siempre te quedará la opción de pedir comida  a domicilio, al fin y al cabo, aunque suene muy típico, lo que importa es el detalle. Y si no hay tiempo para cenas, ¿por qué no sorprendes a tu pareja llevándole el desayuno a la cama? 

Los planes como las cenas en restaurantes, las escapadas de fin de semana o los spas y masajes serán complicados este año, pero volverán muy pronto. Este año limítate a disfrutar de las pequeñas cosas y los detalles para que este 14 de febrero sea tan especial como todos.