Consejos para preparar tu casa de cara al otoño

Las tardes cada vez son más cortas y ya apetece ponerse una chaqueta a primera hora de la mañana y al final de la tarde: el otoño ha venido para quedarse. La nueva estación trae consigo, además de paisajes pintorescos y escenarios perfectos para una foto, cambios que deberían verse reflejados en tu hogar, por eso te traemos unos consejos para preparar tu casa de cara al otoño.

 

Guarda los muebles de exterior

Toldos, sillas, pufs, mesas… tu terraza ha lucido espectacular durante todo el verano, pero, si no quieres tener que comprar todas esas cosas para el verano de 2021, más te vale que las protejas como es debido. Es hora de almacenar aquellos elementos que están expuestos a los efectos de la lluvia, el frío o el viento.

¿No tienes espacio para guardarlos? No te preocupes, puedes dejarlos bien ordenados en el sitio donde los tengas, eso sí asegúrate de cubrirlos y protegerlos bien, haciendo caso a las instrucciones de los fabricantes, de forma que ni siquiera la humedad pueda hacer mella en su estado.

Cambia tu armario

Sí, este es uno de los cambios de armario que más duelen, despedirse durante unos meses de la ropa de verano para que pasen a un primer plano esas prendas que utilizarás durante el otoño. Es muy importante la forma de almacenar la ropa. Por un lado, deberás protegerla con ambientadores y deshumidificadores cuando la guardes y, por otro lado, darles un cuidado especial cuando te dispongas a usarlas por primera vez tras tanto tiempo.

Aíslate del frío

La bajada de temperaturas que trae el otoño puede cogerte de sorpresa si no estás preparado. Asegúrate de que tus puertas y ventanas son eficaces a la hora de protegerte del frío, así como de revisar el sistema de calefacción. Las cortinas son un buen aliado para estos meses, ya que, ante el descenso de las temperaturas, ayudarán a mantener el calor dentro de casa, además de decorar tu hogar. Todo será de gran ayuda y, además de protegerte y hacerte sentir más cómodo, contribuirá a que la factura de la electricidad no suba de forma desmedida, algo que siempre viene bien.