Vivir en Isla Chica: el segundo centro de Huelva

La Isla Chica ha sabido mantener la esencia de barrio. La Isla Chica, sí. Esta barriada tiene esencia femenina y se le nombra como tal. En Dacasa Servicios Inmobiliarios queremos contarte cómo es vivir en Isla Chica: el segundo centro de Huelva.

La principal seña de identidad del barrio sigue siendo el desaparecido Estadio Colombino. El Estadio Municipal (1957-2001) se construye en la Plaza Houston bajo el mandato de Antonio Segovia y llegaba para sustituir al Velódromo. Este terreno de juego que vio jugar al Decano del fútbol español durante 41 años (su portada se derribó en agosto de 2008) llenó de fútbol no sólo Isla Chica, sino toda Huelva. Vivir en Isla Chica era vivir los colores azul y blanco.

El barrio más populoso de Huelva cuenta con una arteria principal que lo atraviesa, la avenida Federico Molina Orta, y que lo une con el centro y lo hace accesible. Está conectado con la A-5000 (antigua carretera hacia Sevilla o de San Juan del Puerto) y la H-30, principal autovía de conexión con Sevilla, La Rábida o el Algarve portugués.  La avenida José Fariña o José Muñoz de Vargas son otras arterias destacadas en este barrio. Alrededor de ellas, los pueblos de la provincia tienen su hueco en la capital en forma de callecitas, lugares donde vuelves perfectamente al ambiente de pueblo: casas bajas, tiendas de toda la vida, cercanía con los vecinos…

¿Quiénes fueron Federico Molina, José Muñoz y José Fariña? Dos fueron alcaldes, el primero, desde 1960 hasta 1970 y Muñoz de Vargas, en 1916, además de propietario del diario La Provincia. Por otro lado, José Fariña era el director del Banco de Crédito Local de España, gallego, y artífice de que la liquidez llegara a los ayuntamientos y, con ella, la prosperidad.

Vivir en Isla Chica también es recordar las noches de cine de verano de la mitad del siglo pasado, cuando el Gran Cinema Isla Chica trajo hasta Huelva el día de su inauguración el 22 de julio de 1948 “Cita de amor” (Ch. Boyer) y “La sombra de Frankestein” (B. Karloff). Y comprar en su mercado, el que homenajea al patrón de Huelva, el Mercado de San Sebastián, inaugurado en 1954 para cubrir la demanda de una población que crecía en la que era, en aquellos entonces, la periferia de Huelva.

Pero lejos de quedarse fuera, Isla Chica, barrio en el que Dacasa tiene su oficina, ha sabido integrarse y convertirse en un segundo centro de Huelva, un lugar tranquilo donde vivir, con las comodidades que da vivir en un barrio y la cercanía a servicios destacados y necesarios en pleno siglo XXI. Nuestros asesores en la zona, Cristian Llaga, Diego Carranza y Daniel Soriano sabrán aconsejarte sobre la mejor vivienda para vivir en Isla Chica.