Diego Carranza: “La zona de Iglesia de El Rocío es un barrio de vecinos de Huelva de toda la vida”

Diego Carranza entró a formar parte del equipo de Dacasa Servicios Inmobiliarios en noviembre de 2016. Proviene del sector eléctrico y la construcción desde el punto de vista técnico y comercial, pero ahora es el asesor inmobiliario de Dacasa en la zona de la Iglesia de El Rocío, de la que destaca “la afectuosa acogida de sus vecinos”.

“El entorno de la Iglesia de El Rocío es como un pequeño pueblo”, asegura Diego, valorando la cercanía con el cliente como uno de los valores fundamentales de su trabajo, que le permite conocer muy bien las zonas, sabiendo las características de los inmuebles de su barrio para poder ofrecer tanto a los compradores como a los vendedores, lo que necesitan. Destaca que resulta “muy gratificante” cuando ayudas a los clientes a conseguir su sueño de comprar una vivienda “pues al tener un trato tan cercano acabas conociendo un poco sus circunstancias personales”. Según comenta, le llena especialmente cuando consigue que los jóvenes, cuyos padres viven en el barrio, compren su vivienda allí mismo, pudiendo quedarse cerca de sus familias y rejuveneciendo un barrio cuya población pertenece, mayoritariamente, a personas de la tercera edad.

De su lugar de trabajo, la zona de la Iglesia de El Rocío, comenta que se trata de un barrio de personas que han nacido y crecido en Huelva, siendo ésta su principal seña de identidad. Muy cercano a la principal arteria de Isla Chica, cuenta con todos los servicios de comercio, destacando las típicas tiendas de barrio donde el trato personal con el cliente es la tónica habitual. Además, la buena conexión de transporte con la que cuenta hace muy accesible desde aquí el Centro Comercial Holea o el Campus El Carmen.

En cuanto a la variedad de viviendas que se pueden encontrar por esta zona, destaca pisos seminuevos de altas calidades, pisos de construcción antigua, así como casas de planta baja localizadas principalmente en la calle Puebla de Sanabria, calle Venezuela y Plaza La Flauta. “Es un buen barrio y un buen momento para comprar una vivienda”.

“El trabajo comercial te permite estar en permanente contacto con la gente”, resalta Diego, quien asegura que ésta es la parte que más valora de su puesto como asesor.