Llegó el verano y tu cita con la limpieza general de la casa

Hay cosas que se repiten, las heredamos de nuestros padres sin preguntarnos por qué pero las adoptamos como propias en cuanto somos adultos. Llegó el verano y tu cita con la limpieza general de la casa. ¿Sabes sacarle el máximo provecho?

 

Los días son más largos, más horas de luz, mejor temperatura, vamos a cambiar la ropa de los armarios y los textiles de la casa… qué mejor época para realizar una limpieza general y profunda de la casa.

limpieza general

¿Por dónde empiezo?

Realiza una planificación, para saber el tiempo que dedicarás a la limpieza general, y si necesitarás ayuda o no. Controla los materiales que necesitarás: productos de limpieza, escaleras, herramientas, etc.

 

¿Qué debes tener en cuenta para no dejarte nada fuera?

Empieza por lavar textiles, fundas, alfombras, ropa de cama… y recoge lo que no vayas a necesitar emplear en verano, porque sea de la temporada pasada. Además, la limpieza general es una buena opción para liberar tu casa de trastos.

 

  1. Ten un plan. Así no olvidarás nada importante.
  2. No te agobies con el tiempo. Las limpiezas de este carácter no se hacen en unas horas, ni en un día.
  3. Las habitaciones: una por una. Para no volver tu casa un caos durante el tiempo que dura la limpieza, dedica todos tus esfuerzos a un solo espacio. Solo cuando hayas acabado, empieza con el siguiente.
  4. Termina, si no lo has hecho aún a estas alturas, el cambio de ropa en los armarios. Agradecerás no tener que volverte a poner a limpiar profundamente en toda la temporada.
  5. Especial atención a lámparas y ventanas. Aprovecha para limpiar aquellos objetos que, normalmente, no son objeto de limpiezas profundas.

 

Es agotador, cansado y a casi nadie le gusta emplear tiempo en limpiezas generales pero con una buena organización y empeño, nada es imposible.