Volvemos al cole. ¿Cómo nos organizamos?

No nos engañemos, la vuelta al cole no afecta sólo a los pequeños y estudiantes de la casa, sino que involucra a toda la familia, ya que modifica horarios, rutinas, costumbres, etc. Os enseñamos cómo nos organizamos para la vuelta al cole.

Después de que hayan pasado varias semanas desde la incorporación a las aulas, seguro que ya habéis pasado lo peor pero desde DACASA queremos daros algunas pautas para organizarnos en casa y, sobre todo, preparar la zona de estudio.

Lo ideal es que los cambios y nuevas rutinas, que son muchos después de un verano sin obligaciones ni horarios, se incorporen poco a poco. Volver al colegio implica tener que acostarse más temprano, para madrugar sin problemas, y ayuda a no ir con prisas por la mañana dejar la ropa del día siguiente lista por la noche, así como la mesa del desayuno.

Volvemos al cole. ¿Cómo nos organizamos?

La zona de estudio, cómoda y funcional.

¿Qué necesitan los alumnos para repasar y estudiar en casa? No vale cualquier rincón de la casa sino que deben tener una zona de estudio especialmente preparada para sus necesidades. No será la misma para un niño de corta edad que para un estudiante de instituto o universidad.

Este lugar, en el que van a pasar muchas horas, debe estar separado o, al menos, delimitado, de la zona donde duermen y juegan, evitando así distracciones. Estos son algunos detalles a tener en cuenta para este espacio:

  1. Lejos de zonas ruidosas de la casa, como la cocina.
  2. Bien iluminada. Si no es posible que haya luz natural directa, optar por flexos o lámparas que no apunten directamente a los ojos.
  3. Cuida elementos como la silla, que debe favorecer una postura con la espalda recta, y la mesa, que debe tener una altura acorde con la silla y la del niño.

Con pequeñas pautas que vayas incorporando poco a poco, todos los miembros de la vivienda irán acostumbrándose a que el estudio y el trabajo formarán parte, durante muchos meses, del día a día de la casa. Además, estos meses de esfuerzo son necesarios para después volver a vivir el verano sin preocupaciones.